El cine japonés y sus tópicos.

Continuando con mí anterior articulo de Dolls y a raíz de una conversación con un par de chicas japonesas muy simpáticas, producida por la ultima cinta de Kitano; He pensado que no estaría demás analizar un poco el cine japonés que nos llega. Como no soy Garci, ni voy a aburriros ni a destrozaros los mitos (bueno, no mucho ^_^)..

Citare algunos directores con renombre, mas que nada porque son los que le pudieran sonar a cualquier no aficionado al cine japonés, manganime, etc… De hecho no voy a hablar del anime, uno de los grandes negocios de las salas de cine japonesas, porque su situación en occidente es, desgraciadamente, muy triste. Pero antes diré que el cine de imagen real que nos llega a España (tan escaso y espaciado T_T) casi no se ve en Japón. ¿Y por qué? Pues porque allí no gusta demasiado.

Kurosawa Akira no Shichin no Samurai
Kurosawa Akira no Shichin no Samurai. Source: Internet

El cine de samurai de Kurosawa Akira
Si en occidente no gustan demasiado las pelis antiguas, salvando honrosas excepciones, imaginaos en el país de la modernidad.
Puede que a mi abuela, como a muchos de vuestros parientes mas mayores, le gusten las películas del oeste (de una época y temática “análogas”) pero os aseguro que las películas de Kurosawa Akira sobre samurai, ya no las ven ni los abuelos japoneses (o mejor dicho, solo ellos. Aunque series como Shinsengumi con Katori Shingo, acercan al temática al público joven). ¿Por qué? Pues quizás, y es una idea mía, por que se hicieron un poco tarde para la moda de la época, porque duran demasiado (algunas mas de 3 horas, como Los 7 Samurais) porque sus temas recuerdan cosas que no son demasiado agradables (recordad que acababan de salir de una guerra) porque son en blanco y negro, etc…

Pero quizás tengáis la tentación de decir: “Ese cine ya no se hace!” Recordad Gohatto, de reciente aparición, la misma temática, con un tratamiento muy similar (aunque en menos tiempo) y encima llena de gays (lo cual daba una idea muy equivocada de la época, e hizo que me riera mucho a leer una desacertada critica sobre el tema en cierta revista de manganime del grupo Ares, en la que casi daban por sentado que la patrulla shinsen era poco mas que un grupo de “locas” y eso era normal) y de las gracias, muy personales, del señor Kitano. Y al menos en las de Kurosawa había grandes duelos a espada.

Y hay ejemplos, más recientes (Twilight Samurai, El Ultimo Samurai, etc…), pero con un regusto parecido. Y que como sus predecesoras (o la propia Gohatto que vi en una sala casi vacía) no cosechan, precisamente, éxitos de taquilla (o ventas) en España y han quedado relegadas a los cine-clubs y similares. El Ultimo Samurai, es exitosa, si, pero solo porque la firma Tom Cruise.

Y si de nuevo tenéis la tentación de decir: “Es que las pelis de samurai son muy aburridas! Yo solo veo cosas modernas!” Os respondo con el siguiente bloque.

Beat Takeshis Sonatine
Beat Takeshi's Sonatine. Source: Internet

El cine de yakuza de Kitano Takeshi
Las sangrientas películas de mafiosos japoneses que tanta fama internacional han reportado a Kitano, salvo excepciones, tampoco son muy apreciadas en Japón. Si bien son mas vistas porque son mucho más modernas y !Que coño, a quien no le gusta una buena película de tiros! Pero aun así, siguen siendo tan crípticas para occidentales como para orientales. Cierto es que el ser japonés te simplifica entender muchas cosas, pero no te da la capacidad de entender a Kitano. De hecho, una cosa común a muchas de las películas de este director y que las descalifica ante el publico japonés, es el pequeño logotipo blanco sobre fondo negro con dos hojas de palma cruzadas, símbolo del Festival Internacional de Cannes. Y es que no es la primera vez que escucho a un japonés o a un español decir eso de: “es que las películas de Cannes no hay quien las entienda”. Buena culpa de ello es esa aura elitista-intelectual de “solo para cinéfilos” del que se ha rodeado el susodicho certamen. ¿Y que tiene que ver todo esto con Kitano? Pues que muchas de sus películas, no solo han participado en Cannes, si no que además han ganado. Y a Kitano Takeshi que no tiene un pelo de tonto, le encanta ganar y además se ha dado cuenta del potencial que representa el publico extranjero. Es decir puede seguir haciendo las mismas películas japonesas (más raras aun si cabe) que aunque en Japón no triunfen, en occidente se forra. Por una parte es lógico que él que se produce sus propias películas este deseoso de sacarles beneficios con premios y publicidad, por otra parte eso implica que hasta nuestras retículas solo llega una visión muy parcial del cine japonés.

Y eso es un gran problema porque muchas de esas películas están cargadas de tópicos que hay que saber extraer de la realidad.

Por suerte para nosotros, muy de vez en cuando y como Dark Water, a colación de un remake americano de una cinta del mismo director, Tanaka Hideo, Ringu, nos llega algo diferente. Agua Tibia bajo el Puente Rojo (hace algún tiempo), Ju-On 1 y 2(y alguna mas que pronto desembarcara en nuestras carteleras como) por citar algunos títulos, son muestras de cine japonés algo mas “moderno” (en el sentido de la pluralidad de contenidos). Aunque como todo, es cuestión de gustos.

Studio Ghibli
Studio Ghibli. Source: Internet

Ghibli y su estudio
Y aunque al principio he dicho que no iba a hablar de anime, no he podido dejar de pensar que películas como Mononoke Hime (La Princesa Mononoke), Sen to Chihiro no Kamikakushi (El viaje de Chihiro) o Tonari no Totoro, Todas del Studio Ghibli, no dejan de ser también una mala muestra del cine de animación que se ve activamente en los cines Japoneses. No dejan de ser una mala muestra, por que son de un solo estudio (De Akira en cine lo dejo para los dinosaurios del manganime como yo. Y las pelis de Pokemon… Me niego a considerarlas “cine”), porque es una cantidad ridícula de películas (de hecho Totoro no llego a los cines) y porque, a pesar de lo que pueda parecer, su argumento y su desarrollo no son tan distintos. Y para colmo, Sen to Chihiro también lleva el estigma de haber sido premiada en un festival de cine europeo (aunque Miyazaki, su director, se llevo un Oscar, premio a la “comercialización) cuna de los “entendidos” en cine. Además todos conocéis la riqueza temática del anime, ¿No os extraña que aquí siempre nos llegue el mismo tipo de película “para niños” que en realidad es para adultos y que no entiende ni El Papa? (No es tan raro si consideramos que las distribuye Buena Vista = Disney)
Para ser justos diré que por ser películas de animación (y no españolas, vease el Bosque Animado… tiene cojones la cosa -_-U) lo tienen más difícil para poblar las carteleras españolas.

Si os parece que he sido algo duro con el cine japonés… “casi de exportación” dejadme que os aclare que ha sido porque he tratado de no parecer muy parcial. Vi Sen to Chihiro en japonés (antes incluso de que se estrenara y gracias a una amiga japonesa) y me encantó. He visto una buena parte de películas de samurai (y no solo las del conocido Kurosawa) y me gustan. Disfruto con Kitano y su sentido extravagante del humor y sus masacres. He incluso las cuestionables películas Américo-japonesas, recargadas de tópicos hasta la saciedad (como Black Rain, Yakuza, El Ultimo samurai, Kill Bill o la oscarizada Pearl Harbor con su escena, totalmente increíble y fuera de lugar, de las geisha en medio de un bombardeo; o Tora!Tora!Tora!) me gustan. Pero claro, yo no soy japonés…

P.D.: En Japón una entrada de cine cuesta unos 14 o 15 €… Hay que pensarse muy bien lo que vas a ver antes de entrar ^_^U. Además normalmente solo se doblan las películas para televisión y en los cines se emiten en V.O.

Por Kumo